Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Pocoyó’

El próximo lunes, treinta años después de su primera emisión en nuestro país, vuelve a Televisión Española el programa infantil que marcó a toda una generación, pero con algunos cambios: la nueva versión se llama Juega conmigo, Sésamo, y no sólo seguirá siendo el programa educativo en el que aprender conocimientos básicos, sino que también fomentará otros aspectos como la creatividad o la expresión corporal

Fuente: rtve.es

Fuente: rtve.es

Muchos dicen que ya no se hacen programas para niños como los de antes, que eran entrañables, divertidos y educativos (aunque probablemente los niños que ahora se crían con Los Lunnis o Pocoyó pensarán lo mismo de estas series cuando sean adultos). Parece ser que Televisión Española es una opinión parecida, ya que ha decidido recuperar todo un clásico, Barrio Sésamo, pero en su versión modernizada, Juega conmigo, Sésamo.

Este programa ya fue comprado por Antena 3, que lo emitía a las 08:30 dentro de su espacio Megatrix. TVE recurrirá a un horario muy similar: de lunes a viernes a las 08:00, dentro de Los Lunnis aprovechando la oportuna franja en la que los niños están desayunando antes de ir al colegio. Sin embargo, el programa está en riesgo, ya que, este barrio no se libra de la crisis económica, y Sesame Workshop [En inglés], la compañía estadounidense sin ánimo de lucro que lo produce, va a tener que recortar su plantilla en un 20%. Habrá que ver en qué medida afecta este recorte al desarrollo del programa.

La promo de Juega Conmigo, Sésamo en TVE / Duración: 00:21

El “barrio” original

Barrio Sésamo es el primer programa creado para los niños en edad de preescolar, por lo que marcó un precedente en la historia de la televisión. El programa transmite conocimientos básicos a los más pequeños (todos recordamos los míticos momentos en que Epi y Blas nos enseñaban lo que era “cerca” y “lejos”) siempre con toque de humor. Además, se fomentan costumbres saludables o prácticas básicas (como cruzar la calle cuando el semáforo está en verde), y se transmiten valores como la diversidad. Cada personaje estaba enfocado hacia una franja de edad determinada.

Epi y Blas, dos de los primeros vecinos de Barrio Sésamo / Fuente: xavisendra.files.wordpress.com

Epi y Blas, dos de los primeros vecinos de Barrio Sésamo / Fuente: xavisendra.files.wordpress.com

 

Nació el 10 de noviembre de 1969 en la cadena pública americana NET (convertida ahora en la PBS [En inglés]). La versión original llegó a tener 37 temporadas, con un total de 4.135 capítulos, que la convirtieron en el programa infantil más longevo de la televisión mundial. Entre tanto, se crearon numerosas versiones en todo el mundo, y algunas, como la de Israel o la de Jordania, aún están en proyecto.

El formato sufrió pequeñas modificaciones dependiendo de las peculiaridades de cada país. Por ejemplo, en Nueva Zelanda promovió la difusión del idioma cooficial (junto al inglés), el Maori, hablado por los nativos del país, y en 2002 en Sudáfrica, azotada por la epidemia del SIDA, se introdujo un personaje seropositivo. Los nombres de los personajes también se adaptan según los países. Además, hoy en día, en la versión DVD se advierte que el contenido podría no ser apto para los niños de hoy, ya que la sociedad ha cambiado, y escenas la del primer capítulo en la que una niña se va a tomar galletas a casa de un desconocido no podrían emitirse en la televisión actual debido a las implicaciones que conlleva ahora.

En el caso de España, se intentó primero – en 1976 – emitir el programa original doblado al castellano dentro del espacio infantil Un globo, dos globos, tres globos, pero esta idea fracasó. Fue en 1979 cuando, gracias a la adaptación del formato a la sociedad española, el formato recibió el impulso definitivo. Una parte de lo emitido correspondía al programa original, y otra se hacía en España.

Una de las principales modificaciones consistió en la introducción de personajes que han pasado a formar parte de nuestros recuerdos, como Espinete, la gallina Caponata o Don Pimpón. Barrio Sésamo dejó de emitirse en España en 1986, siendo sustituida por Los mundos de Yupi, que no alcanzó el éxito de la anterior. Hubo una nueva temporada en 1996, pero fue la última hasta la aparición de Juega conmigo, Sésamo.

Adaptación a los nuevos tiempos 

La cabecera clásica de Barrio Sésamo / Duración: 00:31

La cabecera original de Juega conmigo, Sésamo [En inglés] / Duración: 01:01

Algunas de las diferencias más evidentes entre las dos versiones del programa podemos verlas en las propias cabeceras (que se pueden ver sobre estas líneas): la antigua recurría a niños e imágenes reales de la época y en la nueva la imagen es más actual y está mucho más estilizada. Aunque el programa sigue estando protagonizado por las marionetas de siempre y se recurre a la reposición de contenidos del programa original, está mucho más adaptado a los programas infantiles actuales.

Otro importante cambio se sugiere también en la cabecera, aunque se forma más sutil: a nivel sonoro, la cabecera del programa original se componía únicamente de una sintonía (que a los que hemos crecido con el programa nos evoca muchos recuerdos), y la actual consta de una canción (aún no hemos visto cómo será la cabecera en España, pero suponemos que será una traducción de la original). Esto podría deberse a que este formato, además de contar con las bases de la versión anterior (conceptos básicos, valores…), promoverá aspectos más novedosos como la creatividad o la expresión individual y, sobre todo, tendrá una base fundamental: la interactividad, es decir, que los niños participen cantando, bailando, jugando…

Y es que nos encontramos con una sociedad cada vez más interactiva, y esto empieza desde los más pequeños, que no sólo quieren ver, sino participar en lo que ven. De esta técnica se sirven diversas series infantiles actuales como Pocoyó o Dora, la exploradora, que reclaman a los niños “ayuda” en determinados momentos. De hecho, Dora se basa plenamente en la interactividad (en su propia cabecera se dice “tú podras guiarnos”). En esta serie, el niño tiene que ayudar a Dora a superar la aventura a la que se enfrente respondiendo a las cuestiones por las que se le pregunte:

[En inglés] Duración: 7:05. La interactividad podemos verla del minuto 00:07 al minuto 00:34

Por su parte, en Pocoyó el narrador hace preguntas a los niños de un supuesto público, que contestan a la vez que el espectador:

Duración: 07:05. La primera situación de interactividad se da del minuto 00:40 al minuto 00:58

Por tanto, parece que los programas destinados a la primera infancia van por este camino. Además, en el caso de Juega conmigo, Sésamo, se trata de un cambio de concepto muy necesario, puesto que hace ya 30 años que se estrenó la versión original en España, y, por tanto, nos encontramos ante una nueva forma de hacer televisión y, sobre todo, ante una nueva generación de espectadores con nuevas exigencias, que difícilmente admitirían la fórmula si no se adaptase a ellos.

Read Full Post »